Realidades y mitos sobre WiFi

Siempre hemos querido mejorar la conexión WiFi de nuestra casa con innumerables consejos que vemos en Internet. Muchas veces creemos que estos consejos funcionan, pero en realidad son aportaciones creadas por la rumorología por usuarios que no son expertos.

Es muy probable que a muchos de nuestros lectores les haya sucedido este tipo de situaciones. Llegas a casa y quieres conectarte a tu red Wfi y, por sorpresa, ves que tu red no funciona. En este momento siempre escucharás algún comentario tipo: “Si reinicias el router te vuelve a funcionar la conexión” o “una red inalámbrica es más lenta que una red de cable”.

Cuando estas cosas pasan, llueven los consejos, aunque cabe preguntarse si funcionan de verdad, solo sirven para alimentar los innumerables

El WiFi es más lento que la conexión cableada

Un comentario que hemos oído por parte de algún “experto” que tengamos en casa, pero hay que saber que esto es falso.

Muchos usuarios creen que utilizar una red inalámbrica es sinónimo de tener un rendimiento bajo en cuanto a conexión, pero ha ido perdiendo su credibilidad en los últimos años. Recientemente han surgido nuevas conexiones como es el caso del wifi 5 que ha dado un gran salto en rendimiento.

Por ejemplo, gracias a esta conexión podemos ver contenidos en alta calidad en nuestros ordenadores portátiles o smartphone. Se espera que con la llegada del wifi 6 se aumente la velocidad de 6,9 Gbps a 9,6 Gbps.

Sí tu casa tiene muchos tabiques puede dificultar la señal

Muchas veces hemos leído que si vivías en una casa con muchos muros corrías el riesgo de que tu red inalámbrica no respondiera de la mejor manera. Una expresión que, obviamente, es falsa.

Las paredes de nuestro hogar no interfieren en la absorción de las señales que emiten nuestro router, pero es cierto que hay materiales (y objetos) que pueden dificultar nuestra conexión

Por ejemplo, muchas veces hemos tenido el router cerca de nuestro teléfono inalámbrico o de un espejo. Esto se debe a que las interferencias que genera el teléfono o el material del que están creados los espejos hacen que las ondas de radio se interfieran o reboten en otra dirección dificultando la señal.Además, tener cerca de nuestro dispositivo plantas o incluso peceras también pueden dificultar la transmisión de ondas.

Además, tener cerca de nuestro dispositivo plantas o incluso peceras también pueden dificultar la transmisión de ondas.

Reiniciar el router como solución a todo

El consejo más escuchado y utilizado por toda la comunidad. Es algo que puede resultar un mito, pero realmente funciona. El router es un dispositivo que está funcionando todos los días y a todas horas.

Esto puede producir el sobrecalentamiento de los componentes y, por lo tanto, bajar su rendimiento. En estos casos es recomendable reiniciar nuestro WiFi cada cierto tiempo.

Esta recomendación es aplicable para que nuestro dispositivo cambie de canal de emisión si se encuentra saturado. Con esta acción, conseguimos que nuestro router busque un canal menos ocupado, aumentando así su ancho de banda

Sí usas papel de aluminio en el router, mejoras la señal

Uno de los mitos sobre WiFi que puede parecer una chapuza, pero, aunque parezca una broma, es efectivo.

Para que este remedio sea efectivo hay que tener en cuenta un consejo que dimos recientemente: posicionar las antenas de nuestro router para realizar una conexión efectiva.

Este tipo de papel se colocaría en las antenas de nuestro dispositivo, debido a que metal se reflejarían las señales emitidas y, por lo tanto, las intensificarías. Cabe decir que esto no significa que el alcance de la señal no va a aumentar, solo lo estamos redireccionando.

Abrir chat
Powered by